Dorada a la sal

Descubre este plato sencillo y delicioso

Dorada a la sal al horno

La dorada es un pescado altamente apreciado por su carne firme y dulce, y puede ser identificada por la banda dorada en su frente.

La tenemos en cualquier pescadería disponible todo el año, así que es un pescado que puedes introducir en tu dieta muy fácilmente.

Dorada a la sal al horno

La receta es simple, y es la mejor manera de que la carne esté jugosa ya que no se le escapan los jugos afuera. Además, con la mezcla de mantequilla y tomillo que le introducimos en el interior, será una verdadera delicia.

Se puede preparar rápidamente en cuestión de minutos, por lo que no tienes ninguna excusa para no hacerla. En este caso utilizo doradas de ración, de unos 350-450 gramos, pero si utilizas unas más grandes, tienes que aumentar el tiempo de cocción.

Raciones: 2

Ingredientes necesarios:

  • 2 doradas de ración, limpia y sin visceras
  • 30 g de mantequilla, ablandada
  • 2 cucharaditas de tomillo
  • 2 kilos de sal gorda

Preparación:

Precalienta el horno a 180ºC y coloca la rejilla del horno un poco más abajo de la mitad. Ten preparado también una fuente para horno grande en la que quepan las dos doradas holgadamente.

Pide a tu pescadero que te limpie las doradas, raspe las escamas y le quite las vísceras, pero que sólo le haga un corte por un costado, así se rellenarán mejor.

En un recipiente pequeño, mezcla la mantequilla y el tomillo. Resérvalo.

Enjuaga las doradas bajo el grifo del agua por dentro y por fuera y sécalas con papel de cocina.

Extiende generosamente la mezcla de mantequilla y tomillo por dentro del cuerpo de las dos doradas, después aprieta para cerrar todo lo posible el cuerpo.

Añade un poco de sal gorda en la base de la fuente. Coloca las dos doradas en la fuente para horno y después cúbrelas por completo con el resto de la sal.

Lo que se pretende es cubrir por completo las doradas con la sal, por lo que no dejes ni un hueco visible. Hornea a 180 ° C durante unos 40-45 minutos.

Para asegurarnos de que la dorada está completamente hecha (ya que no vamos a poder ver como va el proceso), respeta los tiempos y no lo saques antes de tiempo. Después de los 45 minutos, puedes apartar la sal y ver si está cocinada por completo.

Retíralo del horno y aparta toda la sal de la dorada. Sírvela de inmediato con una guarnición o acompañada de una ensalada. No le hace falta más acompañamiento ya que estará super jugosa tal cual.

Como bebida, te sugiero que utilices un vino blanco tipo Chardonnay, es el que mejor le va a este tipo de pescado.